Así es la inspección de ascensores en la Comunidad Valenciana

inspección de ascensores en la Comunidad Valenciana

La inspección de ascensores en la comunidad valenciana cuenta con un protocolo específico diseñado por la Generalitat Valenciana para harmonizar el control del funcionamiento y seguridad de los ascensores en todo el territorio valenciano. En este protocolo, se tiene en cuenta cuándo fueron instalados los ascensores y adapta la normativa de inspección de ascensores en la comunidad valenciana a cada uno.

La inspección de ascensores es siempre obligatoria para cualquiera de ellos en distintos plazos. Y es prácticamente idéntica para todo tipo de ascensores, aunque el Real Decreto 57/2005 incrementó la seguridad de los ascensores fabricados a partir de entonces y por ello hay unas medidas mínimas que todos tienen que cumplir, con lo que los niveles de seguridad son mayores.

Disponer de un buen servicio de mantenimiento de ascensores como el que ofrecemos en Ascensores Carbonell es fundamental para que nuestro ascensor esté en perfecto estado cuando toque realizar la inspección.

Cuándo se debe realizar la inspección del ascensor

La normativa de inspección de ascensores en la Comunidad Valenciana establece que para todos los ascensores, sea cual sea su fecha de instalación, las inspecciones periódicos se realizarán, como mínimo, en los siguientes plazos:

-Cada dos años para los ascensores instaladores en edificios industriales y de pública concurrencia.

-Cada cuatro años en el caso de los ascensores instalados en los edificios de más de veinte viviendas o con más de cuatro plantas servidas

-Cada seis años en los ascensores que no encajen dentro de las dos opciones anteriores.

Elementos de la inspección

A la hora de realizar la inspección de ascensores en la comunidad valenciana, los técnicos deben analizar múltiples aspectos de su funcionamiento para emitir después un veredicto. Algunos de los elementos que deben revisarse son el estado físico y la solidez de aparato, el estado de los medios de suspensión y tracción, los mecanismos de freno, la protección contra la sobrevelocidad de la cabina, los topes elásticos y amortiguadores, la cabina y el acceso a la misma, los circuitos eléctricos de seguridad, la señalización o maniobras que afecten a la seguridad, el hueco del ascensor, el cuarto de máquinas o la señalización.

Resultados de la inspección de ascensor

Una vez hecha la inspección, el técnico emitirá una certificación con resultado favorable cuando todo esté en orden o desfavorable si se encuentran una serie de defectos. Se consideran como defecto las deviaciones de la instalación respecto a las condiciones reglamentarias y hay distintos tipos.

Los defectos leves son aquellos que no son graves y que se tienen que subsanar en la siguiente inspección periódica. Los graves son aquellos que no representan un peligro inmediato pero que pueden serlo en caso de un fallo de la instalación o que incluso pueden perjudicar la instalación. El plazo máximo de subsanación es de seis meses. Finalmente, los defectos muy graves son los que representan un riesgo inminente para las personas o que pueden causar daños a la instalación y que obligan a dejar la instalación fuera de servicio hasta quesean corregidos.

¡Síguenos en Facebook!