La inspección periódica del ascensor: la ITV que vela por su seguridad

la inspeccion periodica del ascensor

¿Alguna vez te has preguntado cómo se revisan los ascensores? ¿Quién se encarga de examinar el estado de los ascensores? ¿Cómo se supervisa sus condiciones de seguridad y la de sus usuarios? La inspección periódica de ascensor es el procedimiento que permite garantizar el perfecto estado de los ascensores, así como el cumplimiento con la normativa actual vigente. En otras palabras, la inspección periódica es a los ascensores lo que la ITV a los automóviles.

El Real Decreto 88/2015 es el que establece los periodos de tiempo en los que debe realizarse esta inspección. Según esta normativa, los ascensores instalados en uso industrial y lugares de pública concurrencia deben someterse a esta inspección, al menos, una vez cada dos años. Cabe explicar que se entiende “edificios de pública concurrencia” aquellos que cumplen con los parámetros establecidos en la ITC BT 28 del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión.

Por otro lado, los ascensores instalados en edificios de más de veinte viviendas o con más de cuatro plantas con servicio de ascensor deberán ser revisados, como mínimo, una vez cada cuatro años.

Por último, todos aquellos elevadores que no se incluyan en los apartados anteriores disfrutan de un plazo de seis años entre cada inspección periódica.

El responsable del ascensor, bien sea el propietario o el arrendatario, tienen de tiempo hasta 15 días antes de que caduque la anterior inspección para poder solicitar una nueva. Lo pueden hacer en cualquier momento del año.

Además, el propietario de cada instalación tiene el derecho a elegir el organismo de control que considere oportuno para acometer la inspección periódica del ascensor, siempre y cuando cuenten con la acreditación correspondiente. Todos los organismos autorizados para llevar a cabo la inspección están obligados a cumplir con un protocolo de actuación que marca las características de la revisión del estado de los ascensores. Asimismo, la inspección periódica del ascensor se ejecutará en presencia del propietario o del responsable del mantenimiento del ascensor.

Resultados de la inspección periódica

La inspección técnica periódica del ascensor puede tener hasta tres resultados:

  • Desfavorablecon defectos muy graves. Se marcará con una pegatina roja y se precintará el ascensor. Se comunicará qué defectos se han encontrado en un plazo de 24 horas y habrá que subsanarlos lo antes posible. Hasta que no se certifique esa subsanación de los defectos mediante otra inspección el ascensor no podrá ser utilizado.
  • Desfavorable con defectos. Se identificará con una pegatina naranja. En un plazo de cinco días se comunicarán los defectos a tratar, con una plazo para solventarlos de hasta seis meses.
  • Favorable. El resultado de la inspección favorable, que supondrá la colocación de una pegatina verde, se trasladará en los 15 días posteriores a la inspección.

Te ayudamos con la inspección técnica

En Ascensores Carbonell te ofrecemos el mejor servicio de mantenimiento para garantizar que tu ascensor supere con nota cualquier inspección técnica. Un equipo de profesionales formados y actualizados y con más de 75 años de experiencia hará que nunca tengas que preocuparte por la inspección periódica del ascensor.

¡Síguenos en Facebook!