Plataforma elevadora para personas con discapacidad

Si eres discapacitado o tienes un ser querido que presenta una discapacidad incompatible con su movilidad, eres consciente de que la vida diaria es más complicada. La legislación española obliga, desde el 4 diciembre de 2017, a que todos los edificios eliminen las barreras arquitectónicas. La plataforma elevadora para personas con discapacidad es un elemento que permite cumplir con estos casos cuando no es posible utilizar ascensores.

Plataforma elevadora para personas con discapacidad

Cómo funciona una plataforma elevadora para personas con discapacidad

El funcionamiento de una plataforma elevadora para personas con discapacidad es sumamente sencillo y está al alcance de cualquier persona con diversidad funcional. La principal idea es favorecer la autonomía de este colectivo y, por lo tanto, con un sencillo mando a distancia o botón se puede activar su mecanismo y pedir ayuda, en caso de que se origine alguna incidencia.

Ahora bien, dependiendo de las características del edificio y de las preferencias que tengas, puedes optar por una silla salvaescaleras o una plataforma. En este sentido, es conveniente que asegures la funcionalidad, ya que dependiendo del caso, te irá mejor un sistema u otro.

Silla salvaescaleras

La silla salvaescaleras tiene la ventaja de ser ergonómica y está concebida para las escaleras de casas unifamiliares, aunque también se puede utilizar en estancias más grandes. La principal ventaja es que es más fácil de adaptar a tu perfil o al de tu ser querido, y por esa razón, en los últimos años se ha extendido su uso, asociado también al aumento de la esperanza de vida.

Hay dos factores que tienes que tener en cuenta si vas a comprar una silla salvaescaleras: el precio y que realmente se adapte a tus necesidades.

Plataforma elevadora

La plataforma elevadora para discapacitados se utiliza, sobre todo, en comunidades de propietarios o edificios de la Administración. Es más amplia que la silla salvaescaleras y tiene la ventaja de ser versátil, porque se puede poner cualquier silla de ruedas encima para salvar una distancia de uno o más pisos.

El principal inconveniente de estos sistemas está en que se necesita una determinada amplitud en las escaleras y no suele ser posible instalarlos en pequeñas viviendas unifamiliares, por cuestiones de espacio.

Conclusión

La plataforma elevadora para personas con discapacidad es una opción de ganar autonomía y en Ascensores Carbonell contamos con una experiencia de 75 años en el sector. Contacta con nosotros y te visitaremos para revisar las posibilidades de instalación en función de tus preferencias.