plataformas salvaescaleras vs sillas salvaescaleras precios - soluciones de movilidad

Plataformas salvaescaleras VS Sillas salvaescaleras

Con el paso del tiempo, los pequeños escalones que existen en las entradas de las fincas se convierten en grandes obstáculos a superar. Por este motivo, cada vez son más las comunidades de vecinos que toman medidas, pero, la relación sillas salvaescaleras y sus precios puede generar dudas.

Por este motivo, te traemos toda la información que necesitas para conseguir la opción que más se ajuste a tu caso.

Plataformas salvaescaleras

Esta opción consiste en una pequeña superficie móvil que se desplaza sobre los escalones. Es la más empleada para casos en los que se utilizan sillas de ruedas o scooters para personas mayores.

– Pros: permite salvar distancias de varios escalones, pero también tramos de escaleras amplios. Su instalación no requiere de grandes obras y se lleva a cabo de manera rápida y sencilla. Así mismo, su uso es muy fácil, perfecto para personas mayores poco asiduas a las nuevas tecnologías; se puede utilizar por uno mismo, sin necesidad de la ayuda de otra persona, incluso en los casos de sillas de ruedas. Por último, su alcance de uso es muy diverso; desde personas con movilidad reducida, a carritos de la compra, padres con bebés…

– Contras: pese a su instalación sencilla, una vez instaladas ocupan mucho espacio. Este es uno de los motivos más determinantes a la hora de elegirla. Se necesita, obligatoriamente, una superficie suficiente, por lo que no es buena opción en recibidores pequeños o angostos. Del mismo modo, en el caso de escaleras curvas, su función se complica o incluso se imposibilita.

Sillas salvaescaleras

A diferencia de las plataformas, esta elección se basa en la colocación de un raíl sobre el que se desliza una silla adaptada.

– Pros: permite salvar distancias de diversos escalones o pisos. Del mismo modo, su instalación es sencilla y rápida, ocupando poco espacio una vez instalada. Por este motivo, puede colocarse sin problemas en lugares estrechos o superficies pequeñas, con poco margen de espacio. Su manejo es fácil y seguro y además ofrecen diversas opciones de acabado, las cuales se pueden personalizar para que no desentone con el entorno.

– Contras: su uso es más limitado, pues no puede transportar sillas de ruedas o carritos. La persona debería ser capaz de sentarse en la silla.

Las sillas salvaescaleras y sus precios no son muy distintos de los de las plataformas salvaescaleras. Por este motivo, el factor que determinará la elección de una u otra no será su precio. Serán las características del espacio y el uso que se le vaya a dar (sillas de ruedas o movilidad reducida).